En Sunchales Cumplimos!!! Gestión Gonzalo Toselli




Farmacias de Turno

CLIMA



Necrológicas
27/05/2020   Falleció el día Miércoles 27 de Mayo, en Sunchales, a la edad de 67 años, el Sr. Gerardo Luis Serrano "GORDO".
26/05/2020   Falleció en Sunchales a la edad de 90 años la señora Mariana Lucia Baretta Vda. De Galetto. Sus restos fueron trasladados al cementerio de Sunchales.
24/05/2020   Falleció en Rafaela a la edad de 66 años el señor Rene Luis Ferrari. Sus restos fueron trasladados al cementerio de Sunchales.

 
Galería de fotos
Enviado por:
NUEVOS PLANES EN MOMENTOS DIFICILES
Galería:
La Ciudad
Participar

MÁS INFORMACIÓN:
Casamientos - Nacimientos - Necrológicas

CLUBES

Noticias en su e-mail
Reciba periódicamente nuestro newsletter
Sociales - 04/03/2020
INTERÉS GENERAL
¿Por qué se nos ocurren ideas geniales cuando estamos en la ducha?
La ciencia explica por qué estar con el chorro de agua en la cabeza puede volver a nuestro cerebro más creativo. Estar relajado es clave.
Estar bajo el chorro de agua, relajados, estimula nuestro cerebro, según la ciencia.
Una buena idea bajo el agua, mucho más que una anécdota.
¿A quién no le pasó que se le ocurrió una idea brillante justo cuando estaba en la ducha? Ese momento, en el que estamos embebidos bajo un chorro de agua en nuestros pensamientos hasta que de pronto llega la inspiración puede sonar a anécdota, pero voluntarios de diversos estudios mencionan este lugar como aquel que le vienen a la cabeza la inventiva y las grandes soluciones a sus problemas.

¿Puede entonces la ciencia contestar por qué la ducha es la incubadora de grandes ideas? Hay dos factores que lo explican. De acuerdo con el psicólogo John Kounios, director del programa de Ciencias Cognitivas y del Cerebro de la Universidad Drexel, en Estados Unidos, que durante varios años estudió los procesos creativos, dijo que la primera razón es la “restricción sensorial”, es decir que, cuando estamos con el chorro de agua en la cabeza, los sentidos se apagan un poco.

Si se lo piensa, la visión se vuelve limitada por el caer del agua o porque cerramos los ojos; no podemos escuchar al 100% porque el agua bloquea otros sonidos; tampoco tenemos muy despierto el sentido del tacto, ya que el chorro está a una temperatura similar a la del cuerpo, así que no se nota mucho la frontera entre el interior y el exterior.

"Lo que ocurre en ese momento es que los sentidos, en vez de estar enfocados hacia el exterior, están enfocados hacia el interior, la atención está dirigida hacia adentro", señaló Kounios al sitio BBC Mundo.

Numerosos estudios de laboratorio mostraron que justo antes de que se nos ocurra una idea o tengamos una revelación, el córtex visual, una zona en la parte trasera del cerebro que se encarga de procesar los estímulos que entran por los ojos, se apaga ligeramente, lo que significa que justo antes de tener una epifanía, nos volvemos menos conscientes de nuestro entorno, porque la atención está enfocada hacia nuestro interior.

Así, la ducha se convierte en un espacio con pocos estímulos externos o distracciones, lo cual facilita que nos concentremos en nuestros pensamientos.

El segundo factor se asocia a que la ducha es un lugar relajante en el que normalmente estamos con buena actitud. Al respecto, Kounios explica que varios estudios demostraron que estar de buen humor estimula la creatividad.

"Cuando estás relajando y en buena onda te permitís pensar de manera ambiciosa o incluso tener ideas un poco locas. Por el contrario, si estás ansioso el pensamiento se puede volver más limitado”, remarcó.

"Es que si estás ansioso o bajo amenaza, no puedes permitirte cometer errores, eso hace que pienses de manera deliberadamente metódica y muy conservadora, completó Kounios.

Fuente: Lifestyle

También te puede interesar:
COMENTARIOS (0)
Escriba su comentario
Nombre  
E-mail
   
Comentario  
ingrese el código que observa en la siguiente imagen:
 
 
  Enviado desde la IP: 3.235.172.213
 
SunchalesDiaXDia - contacto
Sunchales - Santa Fe - Argentina | viernes 29 de mayo del 2020